Bibliotecarios célebres pero por otra cosa

Una serie de artículos que podemos encontrar en el blog La Imagen Social del Bibliotecario, con una relación de personajes reales o de ficción, que en algún momento de sus vidas fueron bibliotecarios:

"Es una ignominia, es una desvergüenza que tantas celebridades bibliotecarias hayan sido célebres por otra cosa. No por lo reglamentariamente que catalogaron o por lo sistemáticamente que clasificaron sus libros; no por lo puntillosos en la tramitación de las facturas de los mismos; no por lo contumaces en el mantenimiento del ambiente de silencio en sus salas de lectura; no por lo eficientes en sus operaciones de préstamo, devolución, reclamación, reserva, sanción, renovación; no por lo infatigables en las tareas de colocación y ordenación de los fondos, no por lo pertinentes de sus respuestas frecuentemente respondidas en los mostradores de información y referencia. Se hicieron famosos por cantar, escribir poemas, ligar, escribir novelas, estar casadas con quien estuvieron casadas, o cosas más absurdas: pero no fueron famosos por ser bibliotecarios. Si tuviéramos un Colegio Profesional no pasarían estas cosas, qué duda cabe."

( leído en El Documentalista Enredado)