Una niña respondona


Mafalda nace de la mano de Quino (Joaquín Salvador Lavado) como imagen de una campaña publicitaria de electrodomésticos que nunca llegó a realizarse. En 1964 Quino la recupera para el suplemento de una revista y posteriormente sus tiras van apareciendo en distintos periódicos argentinos. Fue muy popular no sólo en Latinoamérica sino también en Europa donde desembarcó en 1968 siendo traducida a varios idiomas.

Mafalda es una niña de 6 años que vive con sus padres. Le preocupa la humanidad y la paz mundial y se rebela contra la forma en que es el mundo. Odia la injusticia, la guerra, las armas nucleares, el racismo, las absurdas convenciones de los adultos y la sopa. Entre sus pasiones figuran Los Beatles, la paz, los derechos humanos y la democracia. También le gusta leer, escuchar las noticias, mirar la TV (menos las series), el ajedrez, los bolos y jugar y correr al aire libre donde haya árboles y pajaritos.
Mafalda es muy curiosa y nunca le faltan preguntas para sus abnegados padres. Espera cursar una carrera universitaria, y ser alguien en la vida. Piensa que cuando sea grande, puede ser traductora de la ONU, pero cuando los embajadores se peleen va a traducir todo lo contrario, para que se entiendan mejor y haya paz de una vez. Critica duramente a su madre y a su padre, porque muchas veces son conformistas.
En sus viñetas van apareciendo poco a poco, además de sus padres y su hermano Guille, sus amigos: Felipe, Manolito, Susanita, Miguelito, Libertad y su tortuga Burocracia, adquiriendo cada uno de ellos su propia personalidad.
En 1973, Quino decide dejar de dibujarla y sólo lo hará en significativas y determinadas ocasiones, como la campaña de UNICEF 1977 para los derechos del niño. Sin embargo, las historias de Mafalda se siguen reeditando en distintos países y en diferentes idiomas.

Si quieres conocer o recordar las viñetas de Mafalda: http://www.mafalda.net/sp/comic.php o en http://mafalda.dreamers.com/