Mitos

Parecen estáticos nos apretados andeis da biblioteca… e pur si muoven. Unha forza misteriosa, que non son quen de controlar nin máis de vinte profesores de garda, despraza, corre, traspapela e recoloca os libros. Nos escasos ocos que deixaron esas 640 novidades de que falan as estatísticas, agromou esta semana este libriño que chama á atención á vista: Mitos de Eduardo Galeano e ilustracións de Elisa Arguilé.

Trátase dunha recreación de mitos indíxenas americanos escolmados para nenos da triloxía Memoria del fuego escrita para adultos. Aínda que como confesa o escritor uruguaio no limiar:

“Los libros no creen en la edad. Según ellos, su propia edad, la edad de los libros, es un detalle que carece de importancia, y tampoco les importa ni un poquito la edad de los lectores.”

Este era un texto para o 8 de marzo, pero tamén se me moveron os días.


La autoridad
En épocas remotas, las mujeres se sentaban en la proa de la canoa y os hombres en la popa. Eran las mujeres quienes cazaban y pescaban. Ellas salían de las aldeas y volvían cuando podían o querían. Los hombres montaban las chozas, preparaban la comida, mantenían encendidas las fogatas contra el frío, cuidaban a los hijos y curtían las pieles de abrigo.
Así era la vida entre los indios onas y los yaganes, en la Tierra del Fuego, hasta que un día los hombres mataron a todas las mujeres y se pusieron las máscaras que las mujeres habían inventado para darles terror.
Solamente las niñas recién nacidas se salvaron del exterminio. Mientras ellas crecían, los asesinos les decían y les repetían que servir a los hombres era su destino. Ellas lo creyeron. También lo creyeron sus hijas y las hijas de sus hijas.



MITOS
Autor/es:
GALEANO, EDUARDO
Editorial: ANAYA 2002
Localización: 821-4/GAL/mit