Leer para ver


Que mi nombre no se borre de la historia

Esta es la despedida que una de las “Trece Rosas” hace a su familia a través de una carta antes de ser fusilada junto a sus compañeras en la madrugada del 5 de agosto de 1939. Su delito: ser “rojas”.
Esta historia real que recuperó Carlos Fonseca en su libro “Trece rosas rojas” es llevada al cine por Emilio Martínez Lázaro y preseleccionada para su candidatura a los próximos Oscar dentro de la categoría de mejor película en habla no inglesa.





1939,1940,1941 y 1942

José Luis Cuerda rueda en Orense la película “Los girasoles ciegos” basada en la novela del mismo título y escrita por Alberto Méndez.
La novela recoge cuatro relatos de la guerra y postguerra española. Historias de los tiempos de silencio, cuando daba miedo que alguien supiera que sabías.