Libros 2.0



(vía con valor)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Con toda seguridade a tecnoloxía permitirá esto ou algo parecido moi pronto... se non existe xa, que seguro que si. Pero... daquela, ¿por que están tan baleiras as librerías? ¿Por que é todo tan pulcro... tan... "limpo???? Onte debatía con meu fillo sobre este futuro, que el vía máis desexable desde o punto de vista ecolóxico... e eu, que lle adeprendín a mirar así... vexo tamén a manipulación das publicacións que a tecnoloxía está a traer consigo. ¿Que editoras poderían permitirse o luxo de ter "monotipos" nunha rede de librerías suficientemente ampla nas que poder descargar libros de calidade... e por riba cun libreiro que saiba de que fala? Témome que o futuro inmediato pódese parecer a esto na apariencia... pero non significará o mesmo que a peli parece querer transmitir... Eu seguirei sendo resistente, defendendo a presenza do libro en papel, reclamando á vez que soamente se publiquen libros imprescindibles, en moitos sentidos e para a extensión da cultura a todos en todas partes... O resto, vai vir pola súa conta. Xa está aquí (o control, a censura mediante mecanismos económicos e leis de mercado, recursos culturais e tecnoloxía de calidade para uns poucos, e cultura "consumible", cultura basura de fácil acceso para todos, etc.)
En calquera caso, grazas Antonio, por este achádego. Porque está aí... si. Cristina

Antonio dijo...

Hay una variable que debemos tener en cuenta, en la actualidad los ciudadanos no solamente tienen un acceso más inmediato a la información, si no que, y esto es un hecho histórico, tienen la posibilidad de producir, distribuir y compartir no solo información, también contenidos. Esto hace inevitable que ciertos modelos de negocio tengan que cambiar, adaptarse o desaparecer. Y no solo los modelos comerciales, también la mediación cultural, y ya puestos, podemos hablar no de modelo, pero sí de los modos y maneras de la representatividad política.
Sea como fuere, los retos que se presentan son muy importantes, y lo más importante, terriblemente estimulantes.

Anónimo dijo...

Non creo que poidamos resistirnos moito.Imaxino que cando Gutenberg inventou a imprenta,moitos levaríanse as mans a cabeza vaticinando catástrofes polo fin dos libros manuscritos e a súa sustitución pola máquina.Pois agora vemos eso como a democratización da cultura,e polo tanto como algo positivo.Estamos nun momento histórico similar, xa pasaron 5 séculos, xa é o momento.Podemos resistirnos,pero vai pasar igoal.
Isa

Antonio dijo...

Es un auténtico privilegio vivir esta época de cambios vertiginosos, ojalá no nos pillen a contrapié y estemos preparados. También en nuestras bibliotecas, por qué no...