Tan lejos, tan cerca.

Hace unos días Google Earth nos acercaba de una manera prodigiosa 14 obras del Museo del Prado.

Ahora, ese gran teleobjetivo virtual, nos recrea el choque de dos satélites artificiales ocurrido el pasado martes 10 de febrero. Los protagonistas son el satélite norteamericano de comunicaciones Iridium 33 y el satélite ruso Cosmos-2251. Ambos se encontraron a unos 780 kilómetros de altura sobre Siberia.

La visión es accesible desde el mismo programa, o vía Web (con el programa instalado) gracias a este plug-in que puedes incrustar en tu blog.



(vía Microsiervos)